31 May 13

Fobias sexuales

Categoría: Sexualidad

Etiquetas:

fobias sexuales

No para todo el mundo el sexo es sinónimo de diversión, placer y orgasmos, sino que también hay a quien le supone frustración, miedo, malestar, pavor, etc… Parece increíble pero es cierto, existen personas con problemas físicos y emocionales que no son capaces de disfrutar del sexo, y dentro de los problemas emocionales, nos encontramos con las fobias sexuales.

Afortunadamente, no son muy frecuentes, pero suponen un gran trauma para aquellas personas que las sufren, pues el terreno sexual convive con una sensación traumática. Si no eres capaz de ubicarte en lo que son las fobias sexuales, a continuación te dejamos con algunos de los ejemplos más reiterados:

- Erotofobia: Se trata del malestar que le entra a una persona cuando escucha, lee o tiene que hablar sobre algo relacionado con el sexo. Por algún extraño motivo, quizás un tabú exacerbado, a la persona afectada le es imposible comunicar sus visiones del sexo, gustos, deseos, apetencias… y por supuesto, mantener relaciones.

- Genofobia: Miedo a practicar sexo. La persona que padece esta fobia sufre aversión a imaginarse manteniendo relaciones. Esto suele derivarse de experiencias traumáticas como violaciones o abusos.

- Gimnofobia: Esto se da en personas que rechazan desnudarse delante de otra persona o ver a la otra persona desnuda. Pero sobre todo, el primer caso. ¿A qué se puede deber? A la mala concepción del cuerpo humano por una falta de educación correcta. Las personas que sufren esta fobia rechazan tener relaciones sexuales y en caso de mostrar su cuerpo, pueden llegar a experimentar taquicardias y problemas respiratorios.

- Venustrafobia: Se da en hombres que tienen miedo, taquicardias, ansiedad… cuando tienen cerca a una mujer guapa y sexy. Esto es fruto de la inseguridad y del miedo al rechazo.

- Vaginismo: Sucede cuando la mujer tiene miedo a la penetración. La vagina se contrae y es imposible mantener relaciones. ¿A qué se puede deber? Motivos psicológicos como abusos sexuales o violaciones, o motivos físicos como heridas o infecciones vaginales, que hagan dolorosa la penetración y genere miedo sentir esa sensación.

- Fetichismo: El fetichismo es la fijación en algún objeto para aumentar su placer (mujer con tacones, medias, ropa de látex, lencería, etc…), pero el fetichismo como fobia consiste en que no se alcanza la excitación ni el orgasmo si no ha lugar alguno de sus fetiches.

Como vemos, las fobias sexuales requieren de ayuda profesional y mucho apoyo de la pareja para lograr superarlas.

Posts relacionados:

Comenta el artículo

Suscríbete a este comentario via RSS