23 Abr 13

El método de la marcha atrás y sus riesgos

Categoría: Consejos

Etiquetas: ,

Riesgos marcha atrás

Coitus interruptus: Dícese de la práctica del coito mediante la penetración vaginal sin utilizar ningún tipo de método anticonceptivo hasta el punto previo a la eyaculación.

El coitus interruptus, comúnmente conocido como “marcha atrás“, es la medida empleada como anticonceptivo natural más antigua. Actualmente, a pesar de todas las campañas estatales de concienciación, congresos, charlas con los jóvenes, información proporcionada a través de todos los medios (prensa, televisión, Internet), se sigue empleando este método.

Dicho método es el que más embarazos e infecciones de transmisión sexual provoca en toda la población mundial.

- El líquido preseminal que se libera al principio, tiene la función de preparar y limpiar la uretra antes de la eyaculación, de modo que también salen espermatozoides previos a la expulsión de semen durante el orgasmo. EXISTE probabilidad de embarazo.

- El empleo de la marcha atrás combinada con preservativo, no previene del embarazo ni de las ETS porque ya ha habido un contacto directo de fluidos.

- El coitus interruptus requiere un gran control sobre la eyaculación. Control físico y mental, que puede suponer un desliz en cualquier momento.

- Además del riesgo del embarazo, toda la colección de enfermedades de transmisión sexual, pueden contagiarse a través de esta práctica basada en la no protección.

- Las relaciones sexuales sin protección desencadenan en muchas personas, sobre todo chicas, la preocupación post coito por el riesgo de embarazo y contagio de ETS sufrido.

Vivimos en una sociedad cada vez más diversa, con más relaciones y parejas sexuales, no podemos jugárnosla.

Si decides poner en práctica este método en tus relaciones sexuales, no te olvides los riesgos que conlleva. Un momento de pasión puede traerte consecuencias a medio/largo plazo, que te acompañarán durante toda la vida. ¿Te la quieres jugar?

Echa un vistazo a los preservativos que tenemos en el sexshop, de múltiples texturas, grosor, con rugosidades, protuberancias estimulantes, retardantes, etc… El preservativo ya no es la funda de látex que era, sino un juguete más que puede intensificar mucho el placer.

Posts relacionados:

Comenta el artículo

Suscríbete a este comentario via RSS