30 Jul 12

La diabetes y el sexo

Categoría: Sexualidad

Etiquetas: ,

El sexo y la diabetes

¿Qué es la diabetes? La diabetes es una alteración sufrida por el metabolismo, el proceso que convierte el alimento que ingerimos en energía. La insulina, hormona segregada por el páncreas, es el factor más importante en este proceso de descomposición de los alimentos en glucosa, el “carburante” de nuestro organismo.

Existen dos tipos de diabetes:

  • Tipo I: El páncreas no produce, o produce poca insulina.
  • Tipo II: Las células del cuerpo no responden a la insulina que se produce (es necesaria la medicación con insulinas).

Una vez explicado brevemente lo que es la diabetes, comentamos cómo interfiere ésta en la vida sexual de las personas afectadas.

Si una persona con diabetes no mantiene un control médico correcto, a medio/largo plazo, puede presentar problemas sexuales. Por ello es muy importante que acuda a revisiones periódicas para ajustar lo mejor posible el tratamiento y aumentar su calidad de vida.

El tratamiento de la diabetes incluye dieta, ejercicio, alimentación saludable y control de las glicemias, el azúcar en sangre. Con un correcto control, se evitará sufrir complicaciones tales como úlceras en la piel, problemas oculares, cardiovasculares o disfunciones sexuales.

¿Qué tiene que ver la diabetes con el sexo? Más de lo que parece. Los niveles elevados de azúcar en sangre, pueden dañar los vasos sanguíneos y nervios del cuerpo, incluidos los de los genitales, lo que impide una respuesta sexual satisfactoria.

En el hombre, dificulta la erección, tanto el obtenerla como el mantenerla, y en la mujer, se produce resequedad vaginal y disminución de la sensibilidad genital. También dolor, dificultad para alcanzar el orgasmo y aumento de riesgo de las infecciones vaginales y urinarias.

Ante estos casos, lo primordial es acudir a un médico especialista, un endocrino, tratar la diabetes, mantener unos niveles de glucosa en sangre aceptables, educar a la mente y al cuerpo y ser constante durante el resto de los días. La diabetes es una disfunción crónica que conlleva muchas complicaciones a la larga si no se mantiene un control correcto.

Pero la diabetes no necesariamente acaba con el sexo, hasta un 70% de los hombres y un 62% de las mujeres de mediana edad o mayores, afectados por diabetes, mantiene relaciones sexuales con la misma frecuencia que afirman tener las personas que no padecen esta enfermedad y tienen la misma edad.

Posts relacionados:

Comenta el artículo

Suscríbete a este comentario via RSS