17 Abr 12

Trastornos deseo sexual

Deseo sexual

Cuando no es el dolor de cabeza, es el estrés, el trabajo, los niños, la visita de un familiar, el precio del gasoil o el libro de Antonio Gala. Cuando día tras día surge una excusa, un motivo para no querer mantener relaciones sexuales con la pareja, lo primero es reconocer que algo pasa, que algún problema hay con el apetito sexual. Segundo, identificar el problema. Y tercero, ponerle una solución.

Los desajustes del apetito sexual se encajan dentro del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo (TDSH), el cual se caracteriza por carecer de fantasías sexuales y deseo por llevar a cabo cualquier tipo de práctica sexual. A día de hoy, es la patología en el sexo femenina más frecuente en Europa, seguida de la dificultad para alcanzar el orgasmo.

Las mujeres que sufren este tipo de trastorno se generan una profunda angustia y frustración personal al no ser capaces de saber qué les pasa ni por qué. Se barajan causas multifactoriales, desde alteraciones hormonales, estrés, fatiga, exceso de preocupaciones, problemas psicológicos con la pareja, cuestiones climatológicas, etc…

En algunos casos el problema aparece en personas que han tenido una educación sexual muy conservadora, una educación estricta o experiencias sexuales traumáticas como bien pueden ser abusos sexuales o violación. Cuestiones psicológicas, al fin y al cabo.

Por esta causa tan extendida, existen en el mercado numerosos tratamientos de pastillas y parches, dirigidos estos últimos a mujeres con pérdida de deseo sexual debido a la menopausia quirúrgica y a las afectadas por extirpación de ovarios y útero.

En cualquier caso, antes de someterse a ningún tratamiento, lo principal y fundamental es comentarlo en pareja, y en segundo lugar acudir a un terapeuta o psicólogo sexual para estudiar y trazar los caminos a seguir para superar el problema. Generalmente, en la mayoría de los casos se va a tratar de cuestiones psicológicas a las que una misma será capaz de hacer frente con esfuerzo, constancia y perseverancia, mucha fuerza con una misma, con ayuda de la pareja y con algún juguete sexual como complemento cuando la situación lo requiera.

En nuestro sex shop online encontrarás una completa y variada selección de complementos eróticos capaces de reavivar el deseo, artículos todos ellos muy estimulantes y placenteros…

Posts relacionados:
2 Comentarios
  1. Jaime

    Esto es el principal sufrimiento de la mujer o quizás de su pareja

  2. Diana

    Es muy importante la comunicación y la comprensión de tu pareja, eso es el principio de todo!!!

Comenta el artículo

Suscríbete a este comentario via RSS