2 Nov 10

Vajazzling: el arte de las más atrevidas

Categoría: Curiosidades

Etiquetas:

vajazzling

Hasta hace unos años sorprendíamos mucho a nuestra pareja si nos presentábamos delante de ella con un atrevido vestido erótico. Luego esto se quedó corto en comparación con la posibilidad de hacerse un tatuaje en una zona íntima con un mensaje o dibujo “picante”. Más tarde llegarían los piercings genitales, capaces de poner a prueba la resistencia al dolor de los amantes más atrevidos. Y ahora, el último grito en la “pasarela sexual” es el vajazzling, una técnica que consiste nada más y nada menos que en la aplicación de diamantes, piedras preciosas y cristales en el pubis de la mujer con fines estéticos. El procedimiento es bastante sencillo: se depila con cera el pubis de modo que queda libre de vello y entonces se comienzan a adherir las piedrecitas con un adhesivo capaz de fijarlas entre 5 y 8 días.

A finales de marzo, la conocida actriz Jennifer Love-Hewitt publicaba un libro sobre experiencias amorosas y consejos en las relaciones de pareja titulado The Day I Shot Cupid, en el que se dedica un amplio espacio al vajazzling. Durante la promoción afirmó que ella misma había probado esta técnica.

Desde entonces muchas han sido las famosas que se han unido a la moda, posando desnudas en portadas de revistas cubiertas únicamente por pequeñas joyas. Poco a poco, y aunque a priori parecía una tendencia que no acabaría llegando a la calle, los salones estadounidenses se vieron desbordados por la demanda de mujeres dispuestas a probarlo. De esta forma, en Nueva York ya llevan meses ofreciendo sesiones de vajazzling desde 20 dólares, precio que evidentemente sube a medida que se quieran añadir diamantes y piedras preciosas al pubis.

De momento -y aunque Elsa Pataky posara en su día para la revista Elle cubierta solamente por cristales de Swarovski- la moda del vajazzling aún no ha acabado de instaurarse en España, por lo que resulta muy complicado encontrar un salón de belleza donde poder solicitar este servicio. Hasta que la técnica acabe de popularizarse en nuestro país puedes encargar por Internet un pack de vajazzling formado por cera adhesiva y unas sencillas piedras decorativas y aplicártela tú misma, o bien acudir con el mencionado pack a una profesional de confianza, idea que siempre será más recomendable.

Por último, recuerda que probar el vajazzling no es una decisión para toda la vida, pues las piedras se caerán a los pocos días de su aplicación, por lo que puedes experimentar todas las formas y colores que quieras. ¡Pruébalo sólo para ver qué cara se le queda a tu pareja!

Posts relacionados:

Comenta el artículo

Suscríbete a este comentario via RSS