22 Oct 09

Spanking erótico, el placer del azote

El spanking erótico es una práctica sexual considerada muy excitante por muchas parejas que consiste en dar azotes en las nalgas ya sea con las manos o con algún objeto con el propósito de enrojecerlas y en el que se definen claramente los roles de dominación y sumisión con total consentimiento y en un ámbito muy alejado de lo que podríamos considerar sadomasoquismo.

Palas de azote spanking

El término spanking viene del inglés spank cuya traducción en este contexto sexual sería nalgada o golpe que se da en las nalgas.

A mucha gente le gusta ser azotada como uno más de los juegos eróticos y lejos de considerarse un castigo, esta práctica añade una nueva característica que combinada con el sexo resulta muy excitante.

Las palmadas en las nalgas directamente con las manos son lo más habitual pero además existen infinidad de complementos para la práctica del spanking erótico como palas de azote, correas, los látigos, las fustas, etc.

Como ejemplo de lo común que es esta tendencia recordaremos el episodio recientemente protagonizado por un político californiano de doble moral y que fue difundido por todos los medios de comunicación, en el que reconocía a uno de sus colegas que le gustaba dar azotes a una de sus amantes.

El protagonista, abanderado de la defensa de la familia tradicional, de nombre Michael Duvall, 54 años, conservador, casado y padre de 2 hijos, le comenta en plena sesión parlamentaria a su compañero de escaño que le gusta azotar en el trasero a una de sus 2 amantes sin percatarse de que su micrófono de mesa está abierto “Me está gustando darle azotes en el trasero. Sí, me gusta. Me gusta darle. Ella me dice; sé que te gusta azotarme. Y yo le digo: sí, porque eres una chica muy mala”.

Posts relacionados:

Comenta el artículo

Suscríbete a este comentario via RSS