23 Oct 10

La importancia del tamaño del pene

Tamaño pene

Desde que el sexo es sexo, siempre se ha hablado y debatido sobre la importancia del tamaño del pene. ¿Hasta qué punto importa? Bien, dependiendo de los gustos personales de cada un@, el sexo es vivido de una manera u otra, pero no nos engañemos, el tamaño, y cuando hablamos de tamaño también nos referimos al grosor, sí importa. De lo contrario, no se fabricarían, por ejemplo consoladores más grandes que otros o vibradores de una medida u otra. Cierto es que un tamaño pequeño se puede compensar con actitud, habilidad y comunicación, pero hay que reconocer que en igualdad de estas condiciones, la mayoría tanto de hombres como de mujeres está de acuerdo en que el tamaño del pene sí importa.

Tampoco conviene olvidar la parte psicológica del asunto: un hombre contento con su miembro viril, probablemente actuará con más confianza, y viceversa, repercutiendo positiva o negativamente en sus relaciones. Por su parte, si una persona sabe que está siendo penetrada por un pene de 9 centímetros puede no sentir la misma excitación que si sabe que está siendo penetrada por un pene de 19 centímetros. Eso sí, tampoco conviene obsesionarse con las dimensiones del miembro viril. De hecho, aquel hombre que esté convencido de que el tamaño es lo único y más importante, probablemente no llegue nunca a tener sexo libre y placentero con su pareja.

Además hay que tener en cuenta que, por ejemplo, en las relaciones heterosexuales, un pene modesto puede estimular sin ningún tipo de problema la entrada de la vagina, donde, junto con el clítoris, se encuentran gran parte de las terminaciones nerviosas. Asimismo, en las relaciones homosexuales, un pene tampoco necesita ser grande para estimular. De hecho, uno de gran tamaño puede tener dificultades para conseguirlo, perdiéndose por el recto. Tanto en las relaciones hombre-hombre, como en las hombre-mujer, un pene de excesivas dimensiones −digamos, a partir de los 20 centímetros de largo y 15 centímetros de diámetro− no siempre es lo más manejable y apetecible. Un hombre muy bien dotado a veces no es una noticia agradable, ya que hay personas a las que un pene demasiado grande les puede llegar a hacer daño. Ya se sabe que muchas fantasías terminan en el momento en que empieza el dolor…

¿Conclusión? Para bien o para mal el tamaño del pene importa, por supuesto, pero NO es lo principal. Lo más importante siempre será quién y cómo lo utiliza.

Posts relacionados:
1 Comentario
  1. Carlos

    Las dimensiones del pene pueden tener una importancia estética, aunque si, desde el punto de vista físico, cualquier pene puede satisfacer a una mujer. Además hay vulvas que son más dilatadas y tienen mayores dimensiones. Según mi punto de vista pues, las dimensiones tienen su importancia, pero es sólo una importancia relativa.

    He oído hablar sin embargo de ejercicios que permiten, mediante un entrenamiento físico, agrandar el pene. Yo aún no he decidido probar uno.

Comenta el artículo

Suscríbete a este comentario via RSS