23 Abr 12

Comunicación erótica

En nuestro afán de enriquecer las relaciones de pareja desde el punto de vista erótico y sexual, siempre hacemos especial ímpetu en la conversación, en la charla, en la comunicación, en el juego verbal.

Y además de que la comunicación sexual en pareja sea clara, fluida, sin tapujos, sin tabúes, es importante también que exista el juego morboso entre ambos, ese flirteo que despierta la chispa que en algún momento pareció fundirse.

A prácticamente cualquier hombre/mujer le agrada la idea de mantener una charla picante con otra persona, máxime si esa persona es su pareja, con quien comparte muchas facetas de su vida, entre las que se encuentra el sexo. Y el sexo es una de esas plantas del jardín que si no se riegan, puede matar a toda la plantación y sus flores.

Por ello, antes de que se mustien las plantas, podemos comenzar por renovar hojas y pétalos tomando la iniciativa en reactivar la comunicación erótica. Una sugerencia después de haber tenido varias charlas, es sorprenderle con una llamada telefónica en la que perciba que tú estás excitad@ y te apetece jugueteo, tonteo, su voz, sus palabras, su cuerpo… para volar al infinito.

Siéntate en tu PC y antes de hacer nada, prueba a grabarte con voz erótica, ensaya tus entonaciones con una voz y un verbo sensual, caliente, que incite al deseo. Escúchate y analízalo, toma consciencia del tono que van adquiriendo tus palabras, de cómo pasas de templad@ a caliente y corrige lo que consideres antes de que te lances a la piscina.

¿Qué tipos de llamadas eróticas hacer a la pareja?

- Me estoy masturbando mientras pienso en ti.

Asegúrate de que coges a tu pareja en un sitio tranquilo, sin gente -o incluso con ella, puede aumentar aún más el morbo- y coméntale que estás en la cama, en el sofá o donde más prefieras, tocándote, sin ser demasiado explícit@, pero que entre palabra y palabra note que va subiendo la temperatura, que tienes ganas de más y que esté deseando estar a tu lado. Es una técnica muy empleada por las parejas que mantienen una relación a distancia, y que no tienen la suerte de estar juntos todo lo que quisieran. El morbo se mantiene en el aire y al verse, las ganas de hacer algo se multiplican exponencialmente. Se puede combinar con el envío de alguna foto o incluso vídeo de forma simultánea.

- Cuéntale una fantasía erótica.

Recréate en tu fantasía erótica y transmítele las ganas que tienes de realizarla. Por ejemplo, piensa en ese trío que a él/ella tanto le apetece y tú estás dispuest@ a darle pero no acabas de animarte por algún miedo o temor absurdo. Cuéntaselo tal cual imaginas, piensas y fantaseas, de modo que sea el aperitivo del menú que le vas a regalar. Es otra forma de reactivar la tensión sexual en pareja añadiendo elementos externos simplemente para el goce y el disfrute de ambos.

- Utiliza un juguetito íntimo (ya sabes a lo que me refiero).

Especialmente a los chicos, les encanta que te masturbes para ellos. Si no es en directo, ¿por qué no por teléfono? Marca su número y sorpréndele con la narración de lo que estás haciendo. Por ejemplo, elige un vibrador, o cualquier otro masturbador… el juguete erótico que más te apetezca y cuéntale con todo detalle qué es, lo que estás haciendo, cómo lo estás haciendo y acompáñalo con tu voz sensual, erótica y todo tipo de ruidos, gemidos que emitas por el placer que estás sintiendo sin reprimir nada.

¿Quién dijo miedo a la libertad, al placer, al disfrute, al sexo sin tapujos… y sobre todo en pareja? Comparte y disfruta, disfruta y comparte.

Posts relacionados:

Comenta el artículo

Suscríbete a este comentario via RSS