15 Oct 10

Bolas chinas en la recuperación postparto

Categoría: Consejos

Etiquetas: ,

Bolas chinas recuperación postparto

A estas alturas probablemente ya sabrás que las bolas chinas no son solamente un juguete sexual, ya que determinados modelos, entre otras cosas, ejercitan la musculatura vaginal y tonifican el suelo pélvico, evitando al mismo tiempo las siempre temidas pérdidas de orina. Lo que tal vez no sabías es que también son muy recomendables para la recuperación postparto.

Durante el embarazo el suelo pélvico se debilita, pues piensa que además de sostener los órganos internos, esta zona tiene que soportar durante 9 meses el peso de la placenta y del feto, lo que provoca una distensión de los músculos vaginales. Esto puede producir que tras el esfuerzo que supone el parto, la mujer sufra pérdidas de orina, descenso de la sensibilidad sexual o incluso prolapsos.

Por ello, si acabas de ser madre, te recomendamos encarecidamente el uso de las bolas chinas. Su discreción te permite llevarlas en cualquier momento del día, bien sea de paseo, mientras estás en el trabajo o en el transcurso de cualquier actividad cotidiana. El uso continuado de estas bolas te traerá infinidad de resultados beneficiosos, pues sin ir más lejos tonificará tu musculatura perineal ayudándote en la recuperación postparto. Además, como hemos dicho al principio, reforzará el control de tu suelo pélvico, evitando así la incontinencia urinaria y aumentando tu sensibilidad vaginal (probablemente menguada tras el parto). De hecho, tener el control de tus músculos vaginales te permitirá aumentar el placer en tus relaciones sexuales, por lo que disfrutarás más de la penetración y obtendrás orgasmos más intensos. Asimismo las bolas chinas favorecen tu lubricación natural debido a la estimulación que provocan en tu organismo. Recuerda que la vagina necesita estar fortalecida, ya que sólo si su musculatura está tonificada aumenta la afluencia de sangre en la zona genital, y esta presión sanguínea provoca que la humedad se filtre a través de las paredes vaginales.

Las bolas chinas han conseguido poner de acuerdo a sexólogos, ginecólogos y matronas. Todos ellos recomiendan su uso tanto en la preparación al parto como después del mismo, e invitan a realizar a diario ejercicios musculares con las mismas. Piensa que el solo hecho de llevarlas ya es como si hicieras “gimnasia vaginal“, por lo que el esfuerzo es mínimo, y el placer, como ya imaginarás, es más que notable.

Placer, ejercicio y salud al alcance de tu mano. ¿A qué esperas para hacerte con tus bolas chinas?

Posts relacionados:

Comenta el artículo

Suscríbete a este comentario via RSS